Cuando la pantalla limita mi productividad

Cuando la pantalla limita mi productividad es hora de plantearse cambiar este periférico, que no es excesivamente caro y que además podemos amortizar fácilmente.

No sólo amortizamos por la mejora de la productividad que nos permite una pantalla que no nos produzca fatiga visual, sino que las nuevas pantallas que incorporan tecnología LED tienen un consumo mucho más bajo que las anteriores TFT. Por lo general, las pantallas se mantienen hasta el agotamiento, lo cual muchas veces es un error.

Porque he llegado a veer en algunas organizaciones herramientas ya diseñadas para una resolución de pantalla mayor de la que permitía el tamaño de la misma. Esto provocaba que el usuario tuviera que manejar las barras de desplazamiento para llegar a botones que no se mostraban en la pantalla, o casillas que debía completar que permanecían ocultas. Todo esto provocaba que trabajar con esta aplicación fuera de todo menos cómodo.

En otras ocasiones las pantallas se mantienen aunque hayan perdido nitidez, y ves al pobre usuario que parece chino delante de la pantalla. En un 90% del tiempo está delante de la pantalla de gestión, que es una emulación y mal que bien funciona de manera correcta, pero el resto del tiempo supone un esfuerzo visual que acaba por agotar.

Ver más en TecnologiaPyme

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s