Algunos indicios de que tu empleo corre peligro

La primera señal es sin duda la reducción de responsabilidades. Si tu campo de acción dentro de la empresa es cada vez menor, si no se te asignan nuevas tareas o ya no eres invitado a las reuniones, es prudente que enciendas tus alarmas porque algo puede estar pasando con tu desempeño.

Otro indicio puede ser la asignación de labores de poca importancia. En este caso la lectura más acertada es que ya no se te ve como parte del equipo, por lo que tu trabajo se reducirá a acciones sin trascendencia para la compañía.

El saber que se buscan profesionales para el mismo puesto que ocupas, también puede ser un dato muy decidor del momento laboral que vives. Si a eso le sumas que no has sido informado de una aumento en la plantilla es justo que te preocupes por las consecuencias que esto podría traer para ti.

Si las relaciones con tu jefe o tus compañeros no son las mejores podrían desencadenar en tu alejamiento de la organización. En todo empleo es bueno mantener una actitud conciliadora y evitar los conflictos, pues si eres el responsable del agrietamiento del clima laboral, es obvio que la decisión para volver al equilibrio será despedirte.

Ver más en Universia

Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s