La competencia digital

Nos guste o no la competencia digital es mucho más que dominar una tecnología, o incluso un lenguaje. Tiene mucho de inteligencia emocional, en particular de empatía, de autocontrol y de relaciones sociales, y estos atributos no vienen de serie, sino que pueden -y deben- educarse.Todos conocemos personas de diferentes edades que poseen una gran inteligencia social, como también conocemos analfabetos relacionales de distintas generaciones. 
Las redes sociales son solo una herramienta. El partido que les podamos sacar dependerá de quien las use. Un martillo y un escoplo pueden servir para tallar una bella escultura, pero también pueden servir para cometer un crimen horrendo en manos de un psicópata.Del mismo modo, las redes sociales pueden servir como un catalizador de la inteligencia colectiva de una organización cuyos miembros posean esa capacidad relacional, pero, dado su efecto multiplicador, también pueden generar disfuncionalidades, conflictos o incluso comprometer seriamente su reputación en el mercado simplemente con que algunas de sus personas no posean esa sensibilidad. 
Ver más en El blog de Santi Garcia

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s