Ya no mas “Worklife Balance”… ahora es “Worklife Blend”

La realidad para muchos de nosotros en estos días es que nuestra vida profesional se encuentra más mezclada con la vida personal (Worklifeblend).

Los límites son cada vez más permeables. Revisamos nuestros mensajes de correo electrónico luego del horario laboral desde nuestro dispositivo móvil y también los fines de semana. Es cada vez más común que en una reunión de trabajo se escuche… “El fin de semana veo este tema y te cuento el lunes”.

Esta nueva forma de Worklife Blend tiene algunas implicaciones:

En primer lugar (y la que más me gusta) es que podemos dejar de sentirnos culpables si en vacaciones ojeamos sutilmente nuestros correos electrónicos a la noche, al  mismo tiempo  no sentirnos culpables por hablar con nuestra pareja, amigos y miembros de la familia durante el horario de trabajo.

La segunda implicación es que ya no nos separamos nuestro tiempo de manera tan rígida entre “horas de trabajo” y “horas no laborales.”

Hay que ser flexible en cuándo y cómo podemos lograr nuestras metas de trabajo y objetivos personales. Flexibilidad implica negociación con los demás,  tanto en el trabajo como en el hogar. Pero el punto es hacer de esto una parte natural de la forma en que organizamos nuestras vidas en vez de una situación especial o ventaja excepcional.

La mayoría de las organizaciones, por supuesto, no están preparados para dar cabida a los empleados que desean combinar su vida personal y laboral, y de hecho lo desalientan activamente a través de las reglas de trabajo, horarios inflexibles, y otras prácticas.

Una serie de proyectos piloto, sin embargo, han demostrado que cuando los equipos de trabajadores  tienen el poder de crear sus propios planes de cómo y cuándo hacer sus tareas, la productividad mejora considerablemente.

Así que tal vez es hora de repensar no sólo la manera de organizar el trabajo  sino también la manera en que organizamos nuestras vidas. En lugar de empujar hacia atrás o sentirse resentido cuando cuestiones de trabajo nos interrumpa, aceptemos que las interrupciones son una parte de la vida, sean causados ​​nuestros seres queridos o por temas laborales.

Ver más en Forbes

Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s