La historia de Juan

historia de juan

En el área de selección en recursos humanos estamos bastante acostumbrados al maltrato de parte de los entrevistados, sabemos que nos ven como si fuésemos “aliados” de los clientes para los cuales trabajamos.

No voy a negar que muchos selectores/as son terribles bestias y que ven a los “recursos” como números o comisiones y no como personas.

El miércoles pasado llegué tarde a la oficina porque el tren y la mar en coche. Entré hecha una tromba, agarré una solicitud de empleo que estaba sobre la mesa de recepción y mientras iba a mi escritorio le dije “ya estoy con vos” a la sombra que estaba sentada en recepción esperándome.

Llegué al escritorio, busqué el C.V. de la persona a la que tenía que entrevistar, miré el puesto, me puse los lentes y fui a la recepción a buscar a la “sombra”.

“Hola Juan” -beso- “pasá por acá por favor”.

Entro a la oficina donde entrevisto a los candidatos y por primera vez lo miro: Juan, está parado con un sobretodo negro, camisa blanca y pantalón de vestir. Tiene los zapatos lustrados y la ropa planchada y almidonada. Miro la solicitud de empleo: tiene 22 años, vive en Provincia de Buenos Aires con sus padres.

“Primero que nada, disculpe que llegué tarde. Tenía que estar a las 9.30 y pequé de ingenuo, pensé que el tren iba a andar bien”, dijo y me descolocó.

Le dije que yo había llegado después que él, que yo le pedía disculpas, que no se preocupe.

Esperó a que yo me siente primero y me volvió a descolocar. Colgó su saco en un gancho y se sentó. como lo noté nervioso, le ofrecí un café o agua y me dijo que no.

Nos pusimos a examinar su C.V., se postulaba para un puesto de desarrollador Jr. PL/SQL, no tenía experiencia y pedía un sueldo excesivamente bajo. Su último trabajo había sido en una mesa de ayuda de un local de venta de insumos de computación y antes de eso reparaba heladeras y otros electrodomésticos.

“Yo se que no tengo experiencia laboral, tengo solo la experiencia de la facultad, pero le prometo que quiero aprender. Necesito una oportunidad para demostrar que puedo hacer esto, por eso pido tan poco dinero”, dijo.

Hablamos un poco más sobre las posibilidades que tenía, sobre su C.V. y otros lenguajes que conocía.

Luego dijo “Desde el lunes que me avisaron que tenía la entrevista estoy estudiando PL, si quiere me puede tomar un examen, eso sirve?”.

Le dije que sí, que me deje pensar unos días, que se quede tranquilo y que algo íbamos a conseguir, le pedí paciencia. Se fue contento de la entrevista y a mi me dejó una angustia terrible en el pecho.

Muchas veces me quejo de la soberbia de muchos de los candidatos de IT que no se ve en otros ámbitos. Juan me dio un buen cachetazo de realidad absolutamente necesario.

¿Estoy tan acostumbrada al maltrato?

Lo comenté con mis compañeras de oficina y la sensación fue general. Nos terminamos acostumbrando al maltrato porque no hay tiempo, porque todo es urgente y todo es para ayer.

Trabajo en recursos humanos no sólo porque necesite dinero, trabajo en esto porque me gusta. Porque sé que un cambio laboral también es un cambio de vida, una nueva oportunidad, porque estoy absolutamente segura que encontrar un trabajo que te guste es parte de ser feliz.

También tengo como regla decirle a un candidato que pienso de su C.V., si siento que me miente, si no me hace sentir cómoda, le pregunto que busca en su vida y también les digo en el momento si voy a postularlos o no. Les pregunto si luego de escuchar sobre el puesto todavía quieren postularse, le cuento los pros y los contras, les doy mi opinión y les aviso que a veces mi opinión no cuenta tanto.

Por tener formas diferentes y por la gente que trabaja en recursos humanos y no hace bien su trabajo, a veces me siento un poco mal, sapo de otro pozo y desvalorizada.

Las personas como Juan me hacen querer seguir de esta forma. Me da las fuerzas que necesito para seguir pensando que un trabajo te puede cambiar la vida.

El problema es que esto pasa si y sólo si estás preparado para buscar lo que deseás.

No hace falta ser un crack, tener la mejor ropa, o el mejor perfume. Tampoco es absolutamente necesario tener el mejor promedio en la facultad o siquiera haberla terminado.

Hacen falta ganas de aprender, de seguir para adelante , crecer y recordar que la humildad es una virtud y no viene con el título universitario.

Juan tiene esto muy claro. El viernes 16/08/13 rindió un examen sobre .Net para poder ingresar como trainee a una empresa.

Nota: Hoy Juan trabaja en una empresa mediana como Desarrollador. Está feliz 🙂

Mara Schmitman (Selectora IT)

Anuncios

14 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Diego dice:

    Mara.

    Después de mucho tiempo, aprendí a que también son personas los RRHH, (Tampoco nunca me tocó una entrevista con vos, asi que lo siguiente, no es palo)

    No te olvides, que también nosotros, y cuando buscamos un trabajo y nos dicen “te llamamos por el sí o por el no”, uno para otras búsquedas, por una que nunca va a ser. Entiendo que a veces puede no ser agradable pegar ese llamado, pero con un simple mail, es suficiente.

    Difícilmente, uno no pueda estar siempre a la defensiva 😉

    Y escribo, después de haber estado 8 meses buscando laburo, con un alquiler y familia que mantener. Si era por esperar un laburo que era espectacular, me moría de hambre esperando que una multi de afuera me llamara como dijeron

  2. Gonzalo dice:

    Me gusto la historia, se donde trabajas y la verdad, que conoci a una chica que trabajaba en el mismo lugar que vos y me entrevisto, muy copada y sumamente educada al hablar conmigo, reconocio todos mis logros y me postulo al instante por los conocimientos que tenía, pero lo que planteas es verdad, me toco varias veces que la persona de RR.HH te tratara de menos simplemente por tu edad (cuando tengo 3 años de experiencia en IT,, solo con 21 años).
    Otro punto a destacar, es que las empresas buscan “estudiantes” y con lleva que las personas con mucha experiencia en el area, no sean tenidas en cuenta, solo por que buscan a alguien que esta en el CBC de Ingenieria, sin ningún conocimiento previo, OBVIO, también entiendo que esa persona tiene q crecer y ganar experiencia, pero elegirla solo por q esta empezando a estudiar una carrera que el dia de mañana puede seguir o no, me parece una estupidez.
    Segundo, personalmente valoro mas la pasión que tenga una persona a la experiencia tal vez, si viene un pibe que le encanta Apple y nunca trabajo en esto, yo personalmente lo contrataría, ya que se que va a disfrutar lo que hace y no lo va a hacer simplemente por que tiene q hacerlo.
    En un ex-trabajo mío me despidieron por que según ellos me mandaba muchas cagadas, lo que ellos no veían, es que yo estuve 6 meses pidiendo un cambio, ya que ya no disfrutaba lo que hacia y me aburria, lamentablemente, soy una persona que si no disfruta lo que hace, no puedo hacerlo, y esto pasa en casi todos los trabajos, no piensan en el progreso del empleado y luego, se quejan de que el empleado no da el 100%.
    Saludos.

    1. Gonzalo,
      Me alegra mucho que hayas podido pasar por una buena experiencia con nosotros y te invito a que le digas a esa selectora lo que pensás! Esto que decís, por pequeñísimo que te parezca nos hace saber si estamos haciendo las cosas bien o no
      Te cuento que desde este lado, tratamos de ver que busca el cliente al atraer estudiantes. Muchas veces, esto implica un persona que se va a ir formando profesionalmente en la empresa aplicando lo aprendido en la facultad.. no está tan mal. Sí es tonto pensar que alguien es mejor persona por estar estudiando (en mi opinión).
      La pasión es lo que hay que seguir! inclusive si después te das cuenta que estabas equivocado. Ojo, siempre con un poquito de razón para no desviarnos
      Que pena no haber sido escuchado en tu anterior trabajo. De todos modos, ojalá te haya servido para poder elegir un poquito mejor el siguiente trabajo y/o para aprender a hacerte escuchar (este último punto no es para nada fácil).
      Te agradezco por el aporte y los halagos.

  3. Maximiliano Gil dice:

    Es una situación de poder desequilibrada. Desde el momento en que -la mayoría-, acude a una entrevista ora ya por que desea mejorar su desarrollo de carrera, ora por la falta de empleo, las consultoras y selectoras de personal saben de esta “posición” que ostentan y se aprovechan en la mayoría de los casos de ésta. He trabajado en recursos humanos -como profesional del área que soy-, en Argentina y en Europa, y me llama poderos -pero no extrañamente-, la atención de cómo en este país atrasado el “profesional” de recursos humanos “cree” -erroneamente- , que le está haciendo un favor al candidato. Que el que le paga es el cliente, ergo, al que tiene primacía en esta pseudo -y ficticia- relación “primus inter pares”. El profesional de recursos humanos de la consultora debe saber -y creer- que sin candidato, no hay dinero por los servicios prestados, por lo que me parece una conditio sine qua non, que a todos los prospectos o candidatos debe tratárseles bien. Me recuerda al Serendípity de Merton, en el cual, a través del cuento de “la princesa de Serendip”, puede encontrarse uno con una “placentera sorpresa” sabiendo que tal vez el candidato que menos pensaban, es acorde al puesto. En Europa -ya trillado el tema-, por lo menos en Inglaterra, tienen la obligación de enviarle una carta al candidato entrevistado, si es que éste fue descartado. Creo que habiendo estado en más de 100 entrevistas, puedo afirmar, que menos del 5% se dignó a informar esta situación. La soberbia es una característica argentina, y en recursos humanos lo he ratificado incontables ocasiones. El ser sumiso e incluso genuflexo en una entrevista con un entrevistador no necesariamente llevará a una exitosa entrevista.
    Después de todo, el nepotismo es lo que prima en este país y no el mérito o la capacidad. Mientras esto siga así, afortunadamente, -como le decía Humphrey Bogart a Ingrid Bergman-, siempre tendremos Ezeiza.

    1. Maximiliano,
      La única forma de cambiar es no ignorando pero educando y aprendiendo. No me parece que haya una “situación de poder desequilibrada”, si creo que esa idea es un imaginario normal (y hasta sano) en una entrevista; de ahí a que exista en lo real hay un trecho importante.
      Lamento mucho si hay personas (selectores/as) que se aprovechan de una situación imaginaria. En cualquier situación de vida, cuando una persona entiende que está “por encima” de otra, debería replantearse un par de cosas.
      No entendí lo de “país atrasado”, no se bien a que te referís con eso. Creo que todo profesional de RRHH tiene que hacer su trabajo y punto, ayudar, aconsejar o guiar a una persona que está buscando un cambio laboral es una decisión de cada profesional.
      El selector de RRHH (y mejor si son consultores) tiene un trabajo en el medio de dos ideales: el ideal del candidato y el ideal del cliente, poder buscar lo mas acorde a ambos es el objetivo.
      Respecto a las respuestas que se dan luego de las entrevistas: me parece que también es parte de nuestro trabajo, por supuesto que hay que dar respuestas! Ahora, mandarlas en cartas me parece un gasto de papel innecesario! Espero que lo hagan por email!
      Espero que alguna vez nos dejen de tildar a los Argentinos como si un sector soberbio nos representara, no creo que sea así. No entiendo porqué una persona debería ser otra cosa diferente a lo que es en una entrevista sólo por intentar acceder a un puesto de trabajo. No entiendo porqué una persona debería ser otra cosa diferente a lo que es y punto. No existe la fórmula que asegure un trabajo, sí existe el trabajo para conseguir un trabajo.
      Muchísimas gracias por tu aporte!

  4. Gabriel dice:

    Buenas tardes.
    Excelente el relato que desarrollas sobre Juan, ojalá me topase con más selectoras de RRHH que piensen y actúen como selectoras de relaciones laborales mas que de recursos humanos, el termino parece ser lo mismo pero hay una marcada diferencia entre gestionar un recurso (un vaso lo es, me permite trasladar líquidos de un lugar a otro y eventualmente beberlo) a una relación laboral que implica la actuación de un ser humano.
    En lo personal voy a las entrevistas a horario, y muchas veces me he topado con la soberbia de/la entrevistador/a, en las que algunas veces lo único que realizan es la lectura del CV, textual delante mío para obtener mi asentimiento y allí es donde pienso: Si solo querías ver mi cara porque no pedís una foto y me llamas por teléfono para conocer el tono de mi voz?, porque eso parecieran buscar. Por lo general me vuelvo angustiado pensando que no cayo bien algo de mi persona, mi aspecto quizás (no soy un jovencito, tengo 46 años), mi pretensión salarial (acorde a los 28 años de experiencia profesional y técnica que poseo), mi personalidad (me gustan las cosas claras y con respeto así lo hago ver). Soy educado y respondo con amabilidad, aún cuando del otro lado no se percibe el mismo respeto y educación. Ahí mis respuestas se tornan monosilábicas, pero aún así continúan fluyendo.
    Por último, y gracias nuevamente por el texto que compartiste y la posibilidad que me brindas de leerme y dejarme expresarte el sentir, quizás a manera de catarsis. Dentro de las situaciones molestas, existentes en una entrevista, puedo encontrar 3: – Que nos digan, te vamos a llamar por si o por no (pocas veces cumplen) he ido a consultoras en diferentes oportunidades para diferentes puestos y me han dicho lo mismo, mi respuesta, aun sabiendo que me descarta para mi postulación es “Es decir que aún sigo activo en la búsqueda que me presente hace un año atrás?, porque aún no me han avisado que no quede seleccionado”
    – Que nos digan que nuestro perfil es el idóneo para la posición, nos dan esperanzas de comenzar a trabajar y ver salir el aviso a las dos semanas
    y por último… La pregunta de si estas avanzado en alguna búsqueda laboral…Si a las selectoras les interesa mi postura, focalícense en cristalizarla, no en ver si estoy o no avanzado en otra postulación. Mi respuesta a esta pregunta es “Si, pero ahora estoy interesado en la presente postulación, por eso estoy aquí ahora…”
    Supongo que deberé cambiar mi postura y comenzar a decir lo que intuyo las selectoras desean escuchar, pero eso para mi seria una falta de respeto a mi mismo.
    Muchas gracias por haber tratado a Juan como merece ser tratado, como un ser humano a valorar, no como un recurso a ser valorizado.
    Gabriel González

    1. Gabriel,
      Tu comentario me hace ponerme del otro lado. Yo también fui a muchas entrevistas y pasé mucho tiempo sin trabajo. Tal vez por haberme sentido despreciada es que intento (no siempre sale) tratar de la mejor manera posible a la gente que entrevisto.
      A veces se complica y no queda más que decir “lamentablemente no puedo alcanzar tus expectativas, veremos más adelante si hay otra vacante” o “te pido por favor que en una semana me mandes un mail así te informo cómo va la búsqueda”. Soy bastante consciente de que muchas veces no aviso, pero trato de remediarlo.
      Por suerte, la empresa donde trabajo comparte estos valores 🙂
      Si tenés 28 años de experiencia, seguramente sos una persona que va a pedir (con razón) un sueldo alto, que muchas empresas no están dispuestas a pagar de entrada. Mi humilde recomendación es que te centres en las proyecciones del puesto que puedan ofrecerte de ahora en más. Tal vez empezar con un sueldo más bajo es una forma de entrar y demostrar lo que sabés. Además podés entrar con un acuerdo de revisar el sueldo a los 3 o 4 meses y regularlo nuevamente, como una segunda negociación.
      Sobre los maltratos que recibís en entrevistas: Decilos. Estás en todo tu derecho de decirle respetuosamente a la persona que te entrevista, que te sentís incómodo.. y no tengas ningún miedo de preguntarle si ella/el se siente bien! A veces tenemos mala cara porque todos podemos tener un mail día. Si seguís notando un maltrato recomiendo exigir hablar con su jefe/supervisor y por supuesto, no volver a esa empresa y dejar en claro que es por el maltrato sufrido en el proceso de selección.
      No digo que esto vaya a cambiar el mundo, pero por lo menos frena los maltratos.
      Muchísimas gracias por tu aporte.

  5. Jorge Lomnosoff dice:

    Yo nunca fuí maltratado en una entrevista, pero lo que no me gusta, es una especie de aroma tenue a que los entrevistadores son dueños de nuestras vida y de nuestra muerte, Creo que hay trabajos con mayor o menor rotación, con una toma de conciencia por parte del empleador de lo que uno vale que va de nula a seminula en el área que yo trabaje siempre barrios cerrados.
    Creo que llegado el caso siempre somos un número, especialmente en algunos puestos muy castigados, en otros, donde la ecuación costo beneficio es más clara, no dudo que hay más estabilidad y respeto.

    1. Jorge,
      Eso que no te gusta, es la tensión, nervios y frustración que todos sentimos al ser “evaluados”, es normal y hasta te diría que es sano sentirse un poco nervioso. Me parece un poquito exagerado decir que los entrevistadores son dueños de la vida o muerte del candidato. No quiero ser entrometida, pero tal vez, sería lindo tratar de relajarse un poco y pensar en que si bien el entrevistador decide si seguís con el proceso o no (ese es neustro trabajo), también peude ayudarte mucho! Preguntale cosas, interactuá, perdele el miedo, es más, pedile que te explique el proceso decile que te genera un poco nervios o temor toda la situación. De vos depende lograr que esa entrevista sea una experiencia positiva en tu vida
      Lamento mucho que tengas esa sensación de “nulidad” respecto a tus trabajos… espero que puedas encontrar un lugar para trabajar donde te sientas valorado y enriquecido en la experiencia.
      Te agradezco mucho por tu aporte.
      Saludos!

  6. Hola.
    Quisiera dar dos opiniones.
    Primero para Carolina de FIAT: Carolina, recuerda que en algún momento de tu vida tu no tuviste experiencia laboral, o quizás hasta tu primer empleo fue sin haber culminado tus estudios. Entonces las oportunidades existen, si no ninguno de nosotros habríamos empezado. Recuerdo siempre a un chico que comenzó a trabajar en mi equipo. Yo evité su despido porque no conformes con saber que era el de menor experiencia en el team, le asignaron unas tareas sumamente difíciles para alguien que recien entraba. El cliente se quejó. Hablé con mi jefa comentándole la buena disposición del muchacho y cómo había dedicado horas de su tiempo sin ser remuneradas para ponerse al día en las actividades: hoy sigue allí y debe tener unos 3 años de exp en la misma empresa…una multinacional americana.. . Si trabajas con RRHH te habrás dado cuenta que una misma persona rinde más o menos en ciertas temporadas de su vida, porque hay cosas que influyen como la motivación, problemas personales o crisis existenciales del momento, o un poquito de suerte. En mi trabajo he visto gente con la suerte de que las actividades que les han asignado son más fáciles (trabajo en TI, por ejemplo, influye el simple hecho de que las especificaciones del cliente o de los sistemas contra los cuales hay que realizar una integración se encuentren claras, ajustadas a las necesidades reales y actualizadas). Algunas veces puedes tener un crack que metes a trabajar en un proyecto podrido, con clientes irresponsables, que no dan las especificaciones o que a cada rato cambien las señas…en este caso tu super crack dejará de funcionar, se desmotivará o reñirá con el cliente. Si trabajas en RRHH también habrás leido sobre dinámica de las organizaciones y de cómo los jóvenes tienen mucha motivación y poca experiencia versus la experiencia elevada y la baja motivación de los seniors. Los jóvenes son importantes en las empresas.
    Para la autora del artículo: me gustó leer la historia desde la perspectiva de una persona de RRHH. Algo que no nos cuentas es si aceptaste negociar con el salario tan bajo que pedía el chico, o si honestamente, lo ajustaste a lo que debería cobrar alguien de su perfil … o bien, si fue ajustado luego de un periodo de pruebas. Otra cosa que no mencionas es si dices de buenas a primeras el sueldo que tiene la vacante. Por favor, tu que dominas del sector, explícame por qué hay un tabú tan grande en torno a la compensación económica? o es solo en ciertos sectores profesionales o países? Yo he demostrado por mi propia experiencia que eso ocurre en España y en Venezuela. Algunas veces el demandante de empleo pierde tiempo en dos o tres entrevistas antes de conocer una compensación que no le interesa. De este modo pierde tiempo la empresa también.
    Gracias, saludos y mucho éxito

    1. Sobredesarrollo (entré a tu blog, pero no encuentro tu nombre), me encantó tu aporte. De verdad coincido con lo que decís sobre las primeras oportunidades: nadie nace sabiendo.
      Respecto a tu pregunta sobre el salario: Por supuesto que negocié el salario (tenés razón, tal vez debería haberlo dicho). Juan entendía que al no tener experiencia, lo único con lo que podía destacarse en el mercado era con un sueldo conveniente a la empresa y con los exámenes teóricos que pudiera rendir. Lo asesoré y hablamos mucho sobre como planear remuneraciones, qué factores hay que tenes en cuenta (gastos personales, viáticos, tiempo de experiencia, estudios, cursos, valores actitudinales, etc). Juan fue presentado con un sueldo superior al que él pretendía, fue un sueldo acorde a su experiencia, tareas del puesto, tiempo de capacitación, se lo analizó minuciosamente.
      Respecto a lo que preguntas sobre la remuneración como tabú, tengo que sacar a relucir mi parte de psicóloga: por un lado el dinero, como sexo, muchas veces son puestos en el lugar de la obscenidad (pensalo); por otro lado: mucha gente entiende que su valor es directamente proporcional a su remuneración, por lo que si ganas más, sos mejor persona. Marx no pudo con esto.. es complicado. Para concientizar un poco sobre esto, en las entrevistas me gusta preguntas a los candidatos “Cuál es su remuneración pretendida para el puesto?” y por otro lado “Cuál es su valor?”. Esto ayuda a despersonalizar el peso de un sueldo. Te sorprenderías, hay tantas respuestas diferentes, como personas.
      Muchas gracias por tu comentario!

  7. No estoy de acuerdo, yo trabajo en recursos humanos en FIAT – ARGENTINA, hace 2 años, nosotros contratamos A LOS MEJORES, sin vueltas, SI SOS EL MEJOR, TRABAJAS EN FIAT AUTO, es el sistema AMERICANO, le damos LA OPORTUNIDAD A TODOS, SIN IMPORTAR LA EDAD, LA RAZA, LA RELIGION, ” ERES EL MEJOR, TRABAJA CON NOSOTROS”, hay gente de recursos humanos que busca gente ” buena”, “gente linda”, ” el chico me parece bien educado”, y cosas como esas, pero siempre es preferible que TENGAN ESTUDIOS, porque LOS ESTUDIOS COMO INGENIERIA, O ANALISTA DE SISTEMAS SON TITULOS DIFICILES DE OBTENER y hay que respetarlos.

    1. Muchas gracias por tu aporte, Carolina!

    2. mochula dice:

      Evidentemente FIAT no aplicó ése criterio de contratación en tu caso.
      Me cuesta creer que alguien que redacte tan mal sea “el mejor”.

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s