¿Lo estoy haciendo bien en Linkedin?

Para no quedarse fuera es esencial conseguir un buen posicionamiento (el conocido SEO) y para ello hay que cumplir una serie de normas. Estas son las recomendaciones que propone.

Un buen titular

además del nombre y apellidos, el encabezamiento consta de una frase de entre 120 y 140 caracteres en la que se debe definir la especialidad del candidato.

Tiene que estar muy bien descrito e ir al grano. Hay que ser sincero y no hinchar el cargo que se tiene o se ha tenido

La foto

tiene que ser profesional. Un buen truco es echar un vistazo a los perfiles de los empleados de las empresas en las que se quiere trabajar y ver su código. Habrá bufetes de abogados de traje y otros más informales.

Imagen de Fondo

Como imagen de fondo, recomienda escoger una que esté relacionada con la actividad que se quiere desarrollar. Un forma de cerciorarse de que los reclutadores encontrarán al candidato dentro de su ámbito de actividad es fijarse en los perfiles que aparecen en la columna de la derecha bajo el epígrafe los usuarios también vieron. Si son personas con trayectorias similares, es buena señal.

Logros con datos

El apartado extracto es clave. No se trata de contar la historia humana y los valores del candidato, sino sus logros profesionales o académicos con datos concretos. “Hay que detallar proyectos en los que ha participado, resultados de departamentos en los que ha trabajado, premios obtenidos o idiomas que maneja.

Crear aptitudes nuevas

Hay tres elementos esenciales para el SEO; la definición del cargo en la cabecera, el extracto y las aptitudes.

Son los espacios que más pesan a la hora de realizar las búsquedas. Lo más importante es escoger una o dos palabras clave con las que queramos que nos encuentren y repetirlas, al menos, 15 veces cada una en todo el perfil.

El candidato no debe conformarse con las etiquetas que Linkedin ofrece por defecto, sino crear tags propios que definan su actividad o campos de especialización.

Personalizar la URL

en la parte inferior de la fotografía de perfil, aparece la URL del usuario. Junto a esa dirección, se encuentra un botón con forma de estrella. Al seleccionarlo, el candidato tiene la posibilidad de personalizar esa URL. López aconseja eliminar los guiones entre el nombre y los apellidos así como el número que aparece al final.  Así se consigue un mejor posicionamiento en Google.

En varios idiomas

El perfil debe presentarse en todos los idiomas que maneje el usuario. De esa forma, los reclutadores accederán a las diferentes versiones según el país desde el que realicen la búsqueda. Para activar esta opción, hay que desplegar la pestaña ver perfil como que se encuentra en la cabecera y seleccionar crear perfil en otro idioma.

El usuario debe volver a rellenar todos los campos traducidos.

Comprobar los resultados

la plataforma mide de uno a 100 el impacto de la marca personal comparando las visitas recibidas y el número de interacciones con los de los contactos del usuario y otros perfiles enmarcados en el mismo campo de especialización.

Para acceder a las gráficas con las métricas, hay que mantener abierta la página con el perfil de Linkedin y abrir una nueva pestaña con esta URL www.linkedin.com/sales/ssi

Ver más en El País

Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s