claves para presupuestar tus servicios de Freelancer

Horas laborables y horario laboral:

Podemos elegir cuantas horas dedicar al trabajo. Habitualmente son más de las programadas. Por eso, como en un empleo tradicional, conviene anticipar cuántas horas diarias se van a trabajar realmente. Pueden ser 8 como, pero si sos un experto sin competencia en lo tuyo podrías pensar trabajar menos horas, o más, esto tiene que estar contemplado en tu valor a presupuestar.

Herramientas de trabajo, software y licencias:
Papelería, impresiones, biromes, mantenimiento de la compu, dispositivos móviles, tu cámara de fotos, la cuenta de teléfono, y muchos otros ítems que entran en tus gastos laborales. Al comienzo generalmente el freelancer usa herramientas gratuitas: plataformas de blog, mails, versiones de prueba, incluso hasta copias de ciertos programas informáticos. Pero al profesionalizarse probablemente necesite usar las licencias pagas y dominios web personalizados, que ofrecen mejores resultados y ahorran tiempo. El valor de las licencias de tus programas, como los productos de Adobe, Google o WordPress pueden pagarse de manera mensual y a veces son imprescindibles para el trabajo.

Gastos fijos:

Los del hogar o los de la oficina -que si sos freelancer probablemente coincidan- como luz, gas, internet, teléfono, contador, viáticos y hasta esos cafés con los clientes, deben imputarse a los costos laborales.

Las vacaciones:

Probablemente al llegar diciembre, cuando se vienen los feriados y ante la inminencia te enfrentes con esa conversación difícil: ¿Cómo seguimos en los meses de verano? Por supuesto, en la cabeza del cliente el hecho de que te tomes vacaciones, al no estar brindándole un servicio, no deberías facturarlo. De acuerdo, es lógico, lo entendemos. Pero ¿quién te paga ese tiempo de merecido descanso? Debería estar calculado en tus presupuestos. Tanto el viaje como los días en los que no trabajaremos deberían estar contempladas en el cálculo. Al ser freelancer, toda hora no trabajada debe ser contemplada sin excepción para que nuestras cuentas a fin de mes no se debiliten. En este gasto deberían aparecer también los días feriados, ya que formarán parte del mismo grupo de horas que no serán laborables.

Ver más en La Nación

 

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s