5 consejos para tu primer día en un nuevo trabajo

1. Llegar temprano y bien arreglado/a

En tu primer día siempre es mejor llegar un poco antes (al menos unos 15 minutos antes) y demostrar cuántas ganas tienes de comenzar. Esto también te dará el tiempo suficiente para conocer mejor tu lugar de trabajo y presentarte ante tus nuevos colegas, en vez de llegar con el tiempo justo y tener que conocer a todos de forma apresurada.

Tu imagen personal también es un aspecto importante a tener en cuenta. Pregúntale a tu jefe cuál es el código de vestimenta, puedes hacerlo tanto durante la entrevista como una vez te hayan comunicado que has conseguido el trabajo. Si no lo has hecho para entonces, siempre puedes mirar el perfil de LinkedIn de tus nuevos compañeros de trabajo o, si hay, las redes sociales de la empresa para conocer un poco la imagen habitual de sus empleados.

2. Recordar nombres y caras

Saluda a todos por su nombre y recuérdalo también en conversaciones. Por incómodo que pueda parecer al principio el ir averiguando el nombre de cada uno de tus compañeros, recuerda que todos han tenido que hacerlo alguna vez.

Hazte un esquema de la oficina y ubica a cada persona en tu plano con su respectivo nombre. También puedes ayudarte haciendo anotaciones al lado de cada persona con la que puedas llegar a tener un contacto regular, como puede ser la gente de recepción. Esto es especialmente importante si vas a trabajar a diario con un equipo, por lo que puede ayudarte leer nuestro artículo 5 consejos para integrarte en tu nuevo equipo.

3. Preguntar todo lo que puedas

Pregúntale a tu jefe todas tus dudas durante los primeros días. Al comenzar un nuevo trabajo es importante que aclares todas las cuestiones claves cuanto antes, no las dejes pasar. Además, tu jefe se encontrará más receptivo que nunca durante este período, ya que recién estás comenzando en tu nuevo puesto y aún tienes mucho por aprender.

Aunque ya te hayan sido explicadas durante la entrevista, siempre está bien remarcar cuáles son tus tareas y objetivos por lo que puedes volver a preguntar cuál es el enfoque principal de tu equipo, cuáles son los principales objetivos a conseguir o cuáles son los máximos obstáculos a superar.

4. Escuchar y aprender

Los primeros días en tu nuevo trabajo deberás escuchar y aprender más que hablar y participar. Debes ser consciente de que al principio habrá mucha información nueva para ti que deberás aprender en muy poco tiempo.

Tomar nota de toda la información que recibas hará tu trabajo mucho más fácil en el futuro: unas buenas anotaciones (claras y completas) permitirán que no reiteres tus preguntas constantemente, además de ahorrar tiempo a todos ya que no siempre podrás disponer de alguien que resuelva tus dudas.

5. Llamar a tu consultora

Si has conseguido el trabajo gracias a una consultora es una buena práctica llamar y comentarles cómo fue tu primer día. Es importante hacer preguntas importantes durante la fase inicial ya que tu consultor lo tendrá más fácil para ayudarte a obtener información sobre ti.

Habla con la gente que vayas conociendo en la oficina y que trabaje directamente contigo para averiguar cómo te han visto en tu primer día.

Ver más en Hays

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: