Más de 200 mil argentinos se “independizaron” laboralmente gracias a internet

Más de 200 mil argentinos trabajan en forma independiente en Internet, de acuerdo a un estudio de la plataforma Freelancer. La mayoría de ellos (un 74 por ciento) son hombres, millennials -es decir, menores de 25 años- y se dedican a oficios como el diseño digital, la programación, la fotografía, las redes sociales o la redacción de contenidos. 

¿Honorarios? El promedio es de 10 dólares por hora, trabajando a un ritmo de 8 horas por días, 5 días a la semana.

En el mundo, el número de personas que ofrecen sus servicios y conocimientos a través de Internet alcanza los 19 millones, también según números de esta plataforma.

¿Cómo se distribuyen los freelancers argentinos? Un 35 por ciento está concentrado en el Gran Buenos Aires, un 15 por ciento en la ciudad de Buenos Aires, un 12 por ciento en Córdoba, 7 por ciento en Rosario y el resto en ciudades como La Plata, Santa Fe, Mar del Plata, Mendoza, Tandil y Bahía Blanca. Y desde sus casas pueden trabajar para distintos puntos del planeta: Estados Unidos, Australia, España, Reino Unido, India, México, Canadá y Colombia son algunos de los países que más solicitan servicios freelancers.

Ver más en TN

Anuncios

EmpresariasNet, nueva plataforma para emprendedoras

Esta semana se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer y se ha aprovechado esta celebración para lanzar una web que ayudará a las emprendedoras a solucionar las dudas a la hora de poner en marcha un negocio, todo ello a través de Internet y en tan solo 48 horas.

Se trata de EmpresariasNet, que nace de la mano de la Cámara de Comercio de España y el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades en el marco del Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM). En esta web, las emprendedoras podrán también recibir consejo sobre la mejor forma jurídica que mejor se adapta a las necesidades de su negocio.

Esta plataforma, que ya tiene registradas más de 67.500 usuarias, también cuenta con una herramienta de autodiagnóstico con la que podrán evaluar aspectos concretos de su negocio. Además, les servirá también para compartir sus experiencias en el ámbito empresarial que estarán divididas en varias categorías: sabiduría de mujer, casos de éxito y un foro para solucionar dudas y opiniones sobre el sector.

Ver más en Todo Startups

¿Qué es un intra-emprendedor?

El “intrapreneurship” es actualmente conocido como la práctica de un estilo de management corporativo que integra enfoques que implican la toma de riesgos y la innovación, así como también la recompensa y técnicas motivacionales que están más tradicionalmente relacionadas con el mundo de los emprendedores.

El término “intrapreneurship” fue usado en los medios de comunicación masivos por primera vez en febrero de 1985 por la revista TIME en su artículo “Aquí vienen los Intrapreneurs” y luego el mismo año por otra publicación líder en una cita de Steve Jobs, Presidente de Apple Computer, en una entrevista en el artículo de Newsweek de septiembre de 1985, donde dijo: “El equipo de Macintosh se caracterizaba por lo que hoy se conoce como “intrapreneurship”; sólo unos pocos años antes de que se inventara esta palabra, un grupo de gente iba en esencia de regreso al garage, pero dentro de una gran empresa.

“El “intrapreneurship” hace referencia a las iniciativas de los empleados dentro de una organización para encarar algo nuevo sin que nadie se los pida. Por lo tanto, el “intrapreneur” se focaliza en la innovación y creatividad, y transforma una idea en un negocio rentable operando dentro de un entorno corporativo.

Los “intrapreneurs” son “emprendedores internos” que van tras el objetivo de la organización. El “intrapreneurship” es un ejemplo de motivación por medio del diseño del trabajo, ya sea formal o informalmente. Se alienta a los empleados, por ejemplo ejecutivos de marketing o trabajadores técnicos, o tal vez a aquellos asignados a un proyecto especial dentro de una organización más grande, a actuar como emprendedores, aunque cuenten con los recursos, capacidades y seguridad de una firma más grande en la cual apoyarse.

El poder capturar un poco de la naturaleza dinámica del management emprendedor (probar distintas alternativas en forma alfa hasta tener algún éxito, aprender de los fracasos, intentar conservar recursos, etc.) suma valor al potencial de una organización que, de otra manera sería estática, sin exponer a los empleados a los riesgos y tomar full responsability, normalmente más asociados al espíritu emprendedor.

Ver más en Blog de Ceballos Serra

Ser un Emprendedor dentro de una Empresa

Este es un post muy especial para quien escribe en este blog. Un Coach en Carrera Laboral (a su vez emprendedor) a quien conozco hace 10 años, ante una consulta que le efectué por mail. ¿La pregunta? ¿Qué me aconseja para progresar dentro de una empresa? Imperdible…

Pues bien, transcribo textualmente la respuesta que recibí:

“Hacer un F.O.D.A. personal. Conocerse a fondo tus fortalezas y debilidades. Conocer el mercado en donde esta la empresa, oportunidades y amenzas.

Conocer a fondo la empresa.

Buscar dónde aportarle, no quedarse en los trabajos que le dan, proponer trabajos en donde vea que puede aprovecharse más y serivr más a la empresa.

Lo contrario a todo esto es solo hacer lo que le piden, aunque no te guste, aunque no aporte en tu carrera, aunque padezcas haciendolo…bajar la cabeza.

De todos modos, si te necesitan, tenes que hacerlo, por un tiempo, consensuarlo, etc. Esto es tener paciencia, buscar el momento para tu oportunidad.
No tener miedo al fracaso, a los errores , a equivocarse. simpre para adelante.

Pedir por capacitación y sino se puede, autocapacitarse.

En realidad, siempre autocapacitarse y si se puede, que te lo paguen.

No criticar destructivamente… si la critica constructiva

Utilizar bien la red de contactos con el resto de los compañeros, jefes, dependientes, clientes, colegas, proveedores.
Ayudar a la empresa a crear las redes de contacto

Versatilidad para aceptar los cambios, los “no”, los errores de otros, del jefe sobre todo, aceptar las marchas y contramarchas.”

 

intrapreneur


Conclusiones

En lo personal extraigo el concepto de “actitud emprendedora“.

Ya sea por cuestiones personales o económicas no siempre estamos en condiciones de tomar riesgos y dividimos el mercado entre los emprendedores y los empleables. Este mail me demuestra que también se puede emprender dentro de una organización.

 

¿Cómo emprender mientras tienes tu trabajo fijo?

1.    Nunca trabajes en tu proyecto mientras trabajas

Trata de mantener las dos cosas totalmente separadas, y asegurarte de estar 100% concentrado en lo que estés haciendo ene se momento, esto hará que te dediques realmente a tus prioridades tanto en el trabajo como en tu proyecto y así dedicarle el tiempo necesario a las dos, pero por separado.

Perder el tiempo, es el enemigo número uno de un emprendedor. Cuando estés trabajando en tu proyecto, ponte unos audífonos, olvídate del celular por un momento, y dedícate a lo tuyo, te sorprenderá lo mucho que aprovecharas el tiempo en tu proyecto.

2.    Ejercítate o encuentra un hobby

Ser un emprendedor mientras tienes un trabajo te ocupa mucho tiempo; más si trabajas de 8 am a 5 pm y después trabajar toda la tarde y parte en la noche hasta altas horas en tu proyecto. Lo último que quieres es estar estresado o tener exceso de trabajo, así que lo mejor que puedes evitar es terminar tu trabajo e ir directo a dedicarlo en tu proyecto.

Por eso cada día luego de terminar mi día en el trabajo, me voy una hora al gimnasio a hacer ejercicio,  correr o hasta hacer yoga, que es lo mejor para despejar y relajar la mente, y así luego dedicarme de 3 a 4 horas en mi proyecto de negocios. Me gusta tomar esa hora de ejercicio ya que me ayuda a refrescar mis ideas, ponerlas en orden y eliminar el estrés dejando que fluyan las ideas. Te sugiero elijas algo en qué ejercitarte y hacerlo por lo menos una vez al día.

3.    Hacer notar que tienes un proyecto de negocio

A veces las cosas se ponen un poco feas cuando  en la empresa donde estás trabajando si se sabe que tienes un proyecto al cual también te estás dedicando; entonces lo mejor que puedes hacer si ocupas un puesto importante en una empresa, es compartirle a los demás ejecutivos que efectivamente tienes un proyecto empresarial, pero que no afectará tus horas de trabajo en la empresa.

Pero eso sí, no les hagas saber más de la cuenta, solo diles que tienes un proyecto, tampoco tienen que saber todo acerca de tu proyecto, y se tiene que notar que en tus horas de trabajo estás enfocado en tu puesto.

4.    Aprende como hacer un presupuesto

No es un secreto que hacer dinero, cuesta dinero. Poder llevar a cabo un proyecto de negocio requiere de muchas “cosas” que necesitan dinero.  Uno de los beneficios de tener un empleo mientras llevas a cabo tu proyecto, es que tú puedes pagar esas “cosas”. A la larga sabrás que invertir bien tu sueldo en tu proyecto te traerá benéficos futuros.

Haz un presupuesto y trata de pagar los costos más bajos para tu proyecto; asegúrate de pagar las cosas que son necesarias para tu idea de negocio, y no lo malgastes en cosas innecesarias.

5.    Sé paciente

Muy pocos negocios son exitosos de la noche a la mañana. Y esto se vuelve mucho más real cuando estás emprendiendo un negocio mientras tienes un puesto de trabajo. Tienes que mantenerte paciente y entender que  será un proceso largo sacar adelante un negocio mientras tienes un trabajo; aquí te doy un tip, fracciona tus objetivos en corto plazo, para que poco a poco tu idea de negocio se vaya levantando hasta tenerlo listo .

El emprender un negocio no es una carrera de tiempo, es un maratón mientras trabajas, encuentra tus momentos productivos, para estar en paz y sacar lo mejor de tu proyecto, no te vuelvas perezoso,  ponte tus propias metas, pero que sean cortas y reales, y lo más importante nunca pierdas la fe en ti.

Autor Moisés Pineda @MoisesPinedacu

3 virtudes de un profesional internacional

1 – Manejo del inglés

Para hablar del perfil del profesional, lo primero que se debe tener es el manejo del inglés, comenta la experta. “Sin este idioma no existe ninguna posibilidad en el mercado internacional.

De acuerdo conRandstad Professionals, 75% de las ofertas laborales para perfiles ejecutivos y directivos exigen el dominio de un segundo idioma, de los cuales, el 40% son el ínglés, dejando el portugués, alemán y chino en los cuatro primeros lugares.

Pero no sólo el inglés es importante para potenciar el perfil en el mercado internacional, saber tres o más idiomas aumenta en un 40% la posibilidad de ser contratado. De esta forma, ser políglota es el segundo consejo de la experta para potenciar una carrera en mercados internacionales.

2 – Flexibilidad frente a otras culturas

Otra de las características con las que debe de contar un perfil internacional es la sensibilidad y comprensión de otras culturas. Para los reclutadores que quieren perfiles internacionales no hay nada mejor que un profesional con actitud y disponibilidad, por ello es importante que agregues cualquiera de estas características al CV, esto ayudará a que el reclutador se dé cuenta de ello.

3 – Espíritu de emprendedor

Busca oportunidades:

Recuerda que una nueva exigencia para los perfiles profesionales el ser “multitasking”. Busca otras áreas en las que puedas apoyar a tu empresa, desarrolla habilidades y alcanza logros, de esta forma podrás tener mayor experiencia que te ayudará a posicionarte mejor en el mercado.

Cursos, diplomados y maestrías:

Contar con estudios de postgrado puede ayudar no sólo a encontrar oportunidades en otras naciones, también  ayudará a encontrar mejor puestos en el extranjero. Por ello se recomienda que aproveches cualquier oportunidad de seguir estudiando.

Siempre busca más: 

Como recomendó la experta, encontrar refugio en lo sencillo podría ayudarte a encontrar la respuesta. Siempre procura aspirar a más de lo que tienes, esmérate para lograrlo y perfecciona tus habilidades cuando lo encuentres, ser excelente profesionista te ayudará a encontrar oportunidades, ya sea en el mercado nacional o en el extranjero.

Ver más en AltTag

No tener que rendir cuentas a un superior

Si nosotros como empleados de una empresa concebimos un jefe como una persona a la que tenemos que rendir cuentas, está claro que todo gestor de cualquier empresa tiene muchos “jefes”. Y es que un empresario tiene que tener una visión mucho más amplia de su negocio que un empleado.

El hecho de tener que negociar con proveedores, estar atentos a las estrategias de nuestros competidores e incluso realizar gestiones con la Administración Pública hace que toda empresa tenga que relacionarse con un entorno externo. Un entorno que en muchos casos puede llegar a ser muy convulso.

Pero si hay algo que un empresario puede calificar como jefe, esos son los clientes, que en muchos casos son más difíciles de tratar que nuestros propios superiores. La fidelización se consigue manteniendo un nivel óptimo de satisfacción para el cliente, y esto se consigue a su vez manteniendo un nivel de calidad precio aceptable de nuestros productos y ofreciéndoles un buen servicio. Estas son precisamente las cuentas que tendremos que rendir a nuestros clientes.

Ver más en PymesAutonomos

Perfil del Emprendedor 2010


En las épocas de crisis, se sabe, los emprendimientos aumentan por necesidad, al tiempo que cuando comienzan los períodos de recuperación, se incrementan los emprendimientos por oportunidad.

Esta es una particularidad del segmento que también acontece en otras partes del mundo. En la Argentina, por caso, las coyunturas económicas afectan directamente los vaivenes de estas tasas.

Para 2010, si bien se prevé un pequeño aumento en la tasa por necesidad, también se puede registrar un paulatino incremento de la tasa de de emprendimientos por oportunidad.

Seguir leyendo “Perfil del Emprendedor 2010”

Carrera Laboral corporativa vs. Emprendimiento Personal

Muchos creen que existe una dicotomía ineludible entre vida corporativa y negocio personal. Sin embargo, quizá una buena carrera se componga de una mezcla entre ambas opciones…
La fauna empresarial se divide tradicionalmente entre el animal corporativo y el emprendedor. En el imaginario de los negocios, cada grupo tiene sus características peculiares.
El ejecutivo es aquel preocupado las reglas y procedimientos, aquel que cada mañana espera encontrar su oficina limpia y a una secretaria sonriente que le sirva café y le organice las actividades del día. El emprendedor, por el contrario, es el tipo caótico de irresistible empuje que no se preocupa por las reglas.
Así, con tantas diferencias entre ambos estereotipos, muchos suponen que necesariamente hay que elegir alguna de las opciones. Y así se llega a la típica disyuntiva que en algún momento de su vida enfrenta todo hombre de negocios: ¿proyecto propio o corporación?
En muchos casos, la decisión se toma por los rasgos de personalidad (o los rasgos personales que cada uno cree tener). “Yo valoro mucho la independencia”, afirma el emprendedor. “Yo prefiero la seguridad de una carrera estructurada”, sostiene el ejecutivo.
Sin embargo, advierte un artículo de FastCompany, en realidad se trata de una falsa disyuntiva. Corporación y entrepreneurship no son mutuamente excluyentes. Y, de hecho, trabajar en una gran empresa puede ser una excelente formación para intentar un proyecto personal.
Claire Burnett es la fundadora de la marca inglesa de chocolates Chococo. En apenas cuatro años de trayectoria, la empresa ganó 15 premios internacionales por la calidad de sus productos. ¿Cuál fue el secreto del éxito de Claire? ¿Posee una innata visión para los negocios?
Nada de eso. Ella misma reconoce que adquirió su formación trabajando para monstruos como Shell, Disney y Procter & Gamble. Allí, se empapó de los conceptos de negocios que luego aplicó en su empresa: aprendió sobre diferenciación, cómo reconocer mercados competitivos y cómo distinguir entre modas pasajeras y auténticas tendencias de negocios.
Por lo tanto, señala el artículo de FastCompany, mejor no concebir una distinción tan tajante entre corporación y proyecto propio. La corporación puede ser una excelente plataforma para insertarse en el mundo del entrepreneurship.
Incluso, quizá las mejores carreras laborales sean las que combinen gran empresa con pequeños proyectos. Alternar corporación con entrepreneurship lo convierte a uno en un todo terreno, capaz de moverse tanto por las prolijas autopistas corporativas así como por el fangoso terreno del emprendedor.
De hecho, volver a una gran empresa tras una experiencia como empresario PyME brinda una fantástica experiencia de la que carecen quienes siempre han transitado una prolija carrera por la escalera corporativa.

entrepreneurship.jpgEn el mundo del trabajo muchos creen que la vida corporativa y el emprendimiento personal son incompatibles. Sin embargo, quizá una buena carrera laboral se componga de una mezcla entre ambas opciones. Aunque de movida las características de personalidad de un emprendedor son bastante diferentes a quien elige el camino del crecimiento vertical en una corporación.

El ejecutivo es aquel preocupado las reglas y procedimientos, ordenado , metódico y amante de lo predecible. El emprendedor, por el contrario, es el tipo caótico de irresistible empuje que no se preocupa por las reglas.

Así, con tantas diferencias entre ambos estereotipos, muchos suponen que necesariamente hay que elegir alguna de las opciones. Y así se llega a la típica disyuntiva que en algún momento de su vida enfrenta todo hombre de negocios: ¿proyecto propio o corporación?

Seguir leyendo “Carrera Laboral corporativa vs. Emprendimiento Personal”

Cómo trabajar 40 horas menos por mes

trabajarfelizSi una ventaja tienen los trabajadores con un horario plenamente flexible, es precisamente esto, la flexibilidad. Aunque no siempre es exactamente así, trabajan más o menos horas en función de lo que necesitan, o de los proyectos que tienen por encargo y que deben terminar.

Para ellos, existen fórmulas que les pueden llegar a ahorra hasta diez horas de trabajo a la semana, que no es poco.

La revista Productive Magazine, especializada en el management y la mejora del rendimiento productivo, ha publicado recientemente un artículo que parece dar con la fórmula mágica: aquella que nos permite ahorrar todas esas horas de la jornada laboral que son totalmente innecesarias.

Seguir leyendo “Cómo trabajar 40 horas menos por mes”

Bolsa de Empleo para Bloggers

bloggersHoy en día es más que recomendable tener un blog sobre un tema que te apasione y tenga que ver con tu actividad laboral. El hábito de escribir ha vuelto a ser fomentado por esta movida.

Bien, si quieres tener un ingreso extra ahora hay sitios de búsqueda de trabajo para bloggers y blogs que buscan bloggers.

Hace más de 10 años los portales de empleo comenzaban a publicar sus avisos y los primeros postulantes en línea comenzaban a dar respuesta.

Seguir leyendo “Bolsa de Empleo para Bloggers”

7 expresiones que una persona exitosa no utiliza

phelpsSiempre me ha sorprendido un común denominador en las personas laboral y personalmente exitosas que me a tocado en suerte conocer.

Si tu imagen mental es la esencia de tu persona entonces tus palabras son la representación de la misma. Sin embargo siempre olvidamos que el éxito no es más que un patrón de actuación, un hábito, y que debemos prestar atención al vocabulario que utilizamos.

En un apunte de gestión me topé con 7 frases que muy probablemente no escuches en boca de una persona exitosa…

Seguir leyendo “7 expresiones que una persona exitosa no utiliza”

Formación de técnicos solidarios – Excelente iniciativa para comenzar tu carrera laboral

Una excelente iniciativa: combinar las ganas de aprender y ganar muchía experiencia práctica reparando componentes de PCs y Monitores y, a su vez, poder reciclar computadoras usadas con algun desperfecto y repararlas para ser donadas a entidades sociales (escuelas) o asociaciones sin fines de lucro.

Ah!, también brindando soporte técnico post-entrega.

Seguir leyendo “Formación de técnicos solidarios – Excelente iniciativa para comenzar tu carrera laboral”

10 Consejos para crear una Empresa

Considerando los resultados de la encuesta realizada por este medio: ¿Hasta qué posición deseas llegar en tu carrera laboral? abrimos el juego con 10 tips para embarcarse en su propio emprendimiento. Esperamos que les sean de utilidad.
1. ¿Qué es lo que se quiere hacer?

Lo primero que tenemos que saber a la hora de emprender un negocio empresarial es qué se quiere hacer, es decir, qué proyecto de negocio tenemos. A eso solemos llegar por dos caminos distintos:

Que se nos ocurra una nueva idea de negocio, original, que no exista en el mercado, que nos llevará a abrir nuevos mercados, nuevas necesidades, etc.

Desarrollando un producto o servicio que ya existe, pero dándole un aire nuevo, otra forma de poder captar las necesidades por las que se habían creado, pero que no han quedado satisfechas por alguna razón que nosotros hemos detectado y valorado como importante.

2. ¿Quién va a formar parte del proyecto?

Definir cuáles son los integrantes del proyecto.

Los promotores del proyecto únicamente. Este sería el caso más lógico. La idea surge de una o varias personas que, en un momento determinado y por unas circunstancias determinadas, deciden emprender una aventura empresarial. Sería el caso de socios trabajadores.

Otra manera de crear empresa es ser socio capitalista, es decir, que el promotor tenga una idea y los recursos suficientes para crear una empresa pero carece completamente o no le interesa el compromiso del trabajo diario, por lo que contrata tanto a directivos como a empleados para que lleven a cabo el negocio mientras que el promotor sólo participa económicamente de la misma.

Los promotores del proyecto, más ayuda externa. Este sería el caso en el que el promotor tiene una idea pero carece de recursos para poder llevarla a cabo. Este déficit no tiene por qué ser únicamente monetario, también puede ser de capacitación empresarial o de dominio de las características básicas de la idea. Es decir, podemos tener necesidades de socios capitalistas, de socios trabajadores que aporten además capital o, simplemente, de los recursos humanos capacitados para poder desempeñar eficientemente la actividad empresarial.

3. Planificar

Es el momento de la planificación. En esta instancia, el emprendedor debe tomar conciencia del sacrificio que va a suponer poner en marcha un proyecto, y por eso, tiene que reflexionar de manera importante cómo va a desarrollarlo.

El plan de empresa es la herramienta fundamental para el cómo se desarrollará, en él se tendrá que describir qué estrategias vamos a seguir para llevar a nuestra empresa hacia los objetivos que nos hayamos fijado. En este aspecto, son fundamentales las herramientas de marketing. Ellas serán las que guíen los pasos a tener en cuenta para que la empresa pueda tener el éxito esperado.

4. ¿Dónde se va a establecer la empresa?

Cuando ya sabemos qué queremos hacer, con quién lo vamos a hacer, y cómo lo vamos a hacer hay que decidir dónde vamos a desarrollar la idea empresarial.

Se debe tener en cuenta que la localización geográfica de la empresa nos puede traer una serie de ventajas que se pueden volver inconvenientes si erramos en la elección. Entre estas ventajas podemos considerar los siguientes aspectos:

Hay que situarse cerca del potencial cliente.
Hay que tener una localización cercana a los recursos necesarios para el desarrollo de la actividad empresarial.

5. ¿Cuándo vamos a comenzar a trabajar?

Es una decisión puramente estratégica. Hay factores que pueden hacer que tomemos una decisión u otra. Así habrá que tener en cuenta factores como podrían ser: el plazo en el pago de impuestos, esperar al momento en el que la estacionalidad de la actividad sea la más adecuada, etc.

6. ¿Con qué contamos para empezar?

Es hora de ver con qué recursos cuentan los promotores para empezar a trabajar. Los recursos que hay que tener en cuenta son de distintos tipos:

Los recursos económicos con los que podemos hacer frente al inicio de la actividad y con los que ya podamos contar resultan fundamentales.

También es interesante conocer los recursos humanos necesarios para comenzar. En función del resultado que nos den los recursos del inicio variaremos (o no) nuestra planificación al respecto de los mismos.

También es importante tener una red de contactos, sobre todo en la sociedad actual. Ésta nos va a permitir conseguir diferentes contactos con proveedores de mayor o menor calidad (en función de nuestras necesidades) y, lo más difícil para una empresa que empieza, los primeros clientes. Por eso, hay que contar con esa red o con los contactos suficientes para poder empezar a crearla.

7. ¿Para qué queremos realizar el proyecto empresarial?

La fijación de unos objetivos empresariales es necesaria. Sin ellos no se puede llevar a cabo dos de los procesos fundamentales en la función estratégica de la empresa: la planificación y el control.

Gracias a la fijación de unos objetivos a corto, medio y largo plazo podemos marcar las diferentes estrategias a seguir. La planificación trata sobre eso, es decir, ver el cómo actuará estratégica y económicamente la empresa en el futuro, ya sea más o menos lejano ese futuro.

8. ¿De qué forma vamos a crear el negocio para aprovechar la legalidad vigente?

Hay que ver, una vez analizado el proyecto y nuestra capacitación para poder desarrollarlo, qué entorno legislativo afecta o puede afectar a la empresa. Así, puede ser fundamental el llevar a cabo un estudio acerca de qué forma jurídica es la mejor para la actividad que realiza la empresa. Para ello, hay que saber cuáles existen y bajo cuáles nos podemos resguardar para decidir entre una u otra.

Gracias a ello, podemos optar por alcanzar mejoras económicas que saneen la empresa como pueden ser: el pago de menos impuestos, el acceso a ayudas y subvenciones que se ofrecen a determinadas formas, acceso a financiación, etc.

9. ¿A quién le vamos a vender nuestro producto o servicio?

Nuestro futuro como empresa está en nuestros clientes. Por esa razón, tenemos que tener muy claro cuáles son las personas o entidades a las que va dirigida nuestra actividad para poder saber qué es lo que realmente necesitan o qué es lo que pueden necesitar.

Por esto, es conveniente segmentar el mercado. La segmentación consiste en agrupar a los clientes en conjuntos con características diferenciadoras importantes entre unos y otros. Los conjuntos se pueden hacer en función de variables objetivas (criterios geográficos, sociológicos, demográficos, etc.) o de variables subjetivas (calidad de vida, comportamiento, estilo de vida, etc.).

10. ¿Cuánto vamos a invertir en el negocio y qué resultado vamos a obtener?

Saber cuánto nos va a costar desarrollar el proyecto, para poder ver si necesitamos ayudas para la financiación del proyecto, o si podemos con nuestros propios recursos empezar el emprendimiento.

En este punto hay que valorar necesidades como las siguientes de:

  • Activos materiales e inmateriales
  • Recursos humanos
  • Caja
  • Sistemas de información

Además, en este punto vamos a valorar cuántos clientes son necesarios para que la empresa esté en su punto muerto, es decir, que no tenga ni beneficios ni pérdidas. Gracias a él podemos planificar estrategias de precios. Otra tarea será la de estimar. Cuando hablamos de gastos o ingresos tenemos el problema de que no dependen exclusivamente de nosotros, por lo que habrá que tener en cuenta un margen de error que seguro se va a dar pero que habrá que estimar indefectiblemente.

Fuente: emol.com

oportunidades laborales en twitter
Oportunidades Laborales vía Twitter

 


Articulos relacionados: